Famosos sugar babies

Anna Nicole Smith

Seguramente has visto esta imagen en más de una ocasión, poco o mucho sabrás de la historia que hay detrás de esta fotografía, y como todo en esta vida, hay motivos que acompañan la historia. En esta fotografía vemos a Anna Nicole Smith y a su multimillonario esposo J. Howard Marshall II. Acompañame a leer esta azucarada historia.

 

Su nombre real era Victoria Lynn Hogan, es más conocida por su nombre artístico, Anna Nicole Smith. Nacida un 28 de noviembre de 1967, fue modelo y actriz texana, una de las más aclamadas Playmate de playboy. En su infancia no figuró un padre, pues fue criada por su madre su tía, desde joven tuvo que trabajar para salir adelante, pero siempre mantuvo claro que quería ser famosa y que incluso quería ser la nueva Marilyn Monroe, te puedes imaginar que para cualquiera que la hallase escuchado en su vida ordinaria se pudo haber reído de semejante declaración, pero ella con el paso del tiempo supo callar bocas y nunca se rindió hasta conseguir ser famosa y hermosa, definitivamente no era Marilyn Monroe, pero logró ser casi tan famosa como ella e incluso tenía mucho parecido físico a su ídolo.

Antes de cumplir los 18 años conoció a quien sería su primer esposo y padre de su hijo. Billy y Anna trabajaban juntos en un restaurante de comida  rápida, eran jóvenes y cayeron en las redes del amor juvenil, se precipitaron  y se casaron pero este romance duró solo dos o tres años; se divorciaron y ella pasó a ser madre soltera, por tal razón se vio en la necesidad de trabajar el doble, y, siendo joven e inexperta y con poca preparación en la vida, decidió entrar a trabajar como bailarina exótica por las noches y durante el día era mesera en un restaurante, pensó que podría resultarle bien explotar su juventud y su belleza, y todo mundo sabe que en estos medios siempre hay mucho dinero; puedes criticar todo lo que quieras, pero es evidente que ella supo cómo sacar provecho de algo que pudo haber sido una mala historia, pues se convirtió en una mujer famosa, a costa de su belleza, y nadie lo podría haber imaginado que fue en un club nocturno, de la vida galante, donde conoció a su segundo esposo multimillonario  J. Howard Marshall II, ella tenía 20 años y él 84 años cuando se conocieron.

El señor quedó enamorado de esa joven, después de un sexy baile privado y una charla amena que tuvieron, así que la invitó a comer al día siguiente, y fue así como empezó esta historia de dos, llena de controversias, y todas girando entorno al dinero. Mucho dinero, para ser exactos, ¡1000 millones de dólares! Marshall le propuso a Anna darle una mejor vida para que ya no tuviera que trabajar como bailarina exótica de noche y mesera de día, esto cuando le entregaba un sobre de 1000 dólares a su hermosa chica, ella por supuesto aceptó la propuesta. La relación no tenía compromisos ni formalidades, se trataba básicamente de un Sugar daddy, ambos dispuestos a dar para recibir, tú sabes muy bien cómo es este rol de papeles, aunque en aquella época no era muy común y podía resultar, hasta cierto punto, algo escandaloso.  

El hombre adinerado le ofreció a esta joven y hermosa chica una vida con la que ella siempre soñó, y se hizo cargo de ella y de su pequeño hijo, fue así como ella comenzó a vivir la vida de sus más grandes anhelos, ¡ya estaba jugando en las grandes ligas! Y mejor aún, ¡sin compromisos! Dado que ya había hecho retoques a su imagen para lucir exactamente como siempre había soñado, y que su sueño más grande era parecer la nueva Marilyn Monroe, siguió la voz de su intuición y envió sus fotos a la revista Playboy para un casting donde reclutaban chicas para modelar y para su gran fortuna le llamaron, pues habían quedado encantados con su imagen; fue la portada de la revista en Marzo de 1992, tal fue su éxito que la marca de ropa  Guess la contrató para que fuera la imagen de dicha marca, y sorpresivamente, volvió a ser la portada de Playboy en Mayo de ese mismo año, tal parecía que el cosmos había conspirado a su favor y a esta chica pueblerina se le abrían las puertas del éxito y la fama que tanto soñó, pues fue también de este modo que la consideraron la nueva Marilyn Monroe, y en 1993 la nombraron la chica Playboy del año, dando el salto a la vida de la actuación en Hollywood.

En 1994 se casó con ese millonario hombre quien le habría abierto las puertas a esta vida galante que ella llevaba, pues como según ella lo menciona en varias entrevistas, él le había propuesto matrimonio en varias ocasiones, pero ella no quería causar controversias y quería que la relación se mantuviera como siempre, discretamente, sin embargo, al final terminó aceptando contraer nupcias con el multimillonario Marshall II y sí, fue tal como ella pensaba que sería, controversial para todos los medios, ante  todos ella quedó expuesta como una cazafortunas y la boda fue mal vista, incluso la llegaron a criticar por cosas tan absurdas como el escote que usó el día de la boda; ambos vistieron de blanco en ese día tan especial, lograron estar en boca de todos; para todo mundo era sorpresa que ella haya sido protagonista de semejante “actuación”, aunque ella misma reiteró en más de una ocasión que amaba a ese hombre, a pesar de la diferencia de edades, pues él se había hecho cargo de ella y de su hijo cuando nadie más lo hizo, estaba muy agradecida con él por haberla cuidado en un momento muy difícil de su vida y era turno de ella de regresar el favor, cuidándolo y amándolo. Básicamente sin él, ella no habría hecho realidad sus sueños de actuación y modelaje. 

Por desgracia, el cuento de hadas solo duró poco, ya que el multimillonario  falleció al año siguiente, pero lo peor estaba por venir, para su triste sorpresa ella no figuraba en el testamento de él, a pesar de que él le había dicho que la incluiría en su testamento, no fue así, y protagonizó una pelea legal por la fortuna, con el hijo de Marshall, pues ella afirmaba que como viuda merecía parte de la fortuna, así duraron un tiempo tras el escandaloso juicio  ante las cámaras, ella se declaró en banca rota durante el juicio. Después de tanto, ya le habían autorizado casi 500 millones de dólares de esa herencia, pero el hijo de Marshall peleó más, y se la redujeron a casi 80 millones, pero entre tanto alboroto para conseguir ese dinero, no podía disponer de su fortuna, así que en 2002 decide lanzar un reality show de su vida, llamado “The Anna Nicole show”, (de algo había que comer y de cualquier modo, ella siempre había disfrutado de los reflectores y las miradas), irónicamente, los dos protagonistas de tan penosa pelea legal, murieron antes de gozar legalmente de la fortuna del difunto.

Parecía que, al morir su polémico esposo, también se morían junto a él todos los sueños y logros que había cristalizado, fruto del golpe de suerte que él había representado en su vida. En 2006 tuvo a su segunda hija, de la que no sabía exactamente quien era el padre, pero cuatro días de lo que podría parecer un nuevo comienzo, con el nacimiento de su bebé, encuentran muerto a su primogénito, Daniel de 20 años, en el hospital donde nació la pequeña Dannielynn, supuestamente la muerte fue causada por una sobredosis; jamás pudo reponerse de esa pérdida, por lo que la depresión la llevó a morir casi de la misma manera que su hijo; el 8 de Febrero de 2007 Anna fue encontrada en un hotel de Florida, a sus 39 años, se presume que murió ahogada en su propio vómito a causa de una sobredosis, es muy posible que la intención inicial haya sido suicidarse a causa de la depresión que atravesaba, no sabemos exactamente cómo estaba su estado emocional en esos momentos, después de presenciar el derrumbe de su éxito paso tras paso y terminando con la peor de sus pesadillas, la muerte de su hijo, lo que sí era seguro, era que no estaba bien anímicamente, estaba incompleta.  

Dejó huérfana a su pequeña hija de tan solo 5 meses de nacida,  parece que los rumores, las críticas y los escándalos no podrían cesar pese a su fallecimiento, ya que al no saberse con exactitud quien era el padre de la pequeña, más de un hombre salió en busca de sus cinco minutos de fama, afirmando ser el padre de la bebé, pero finalmente tras una prueba de ADN, un juez determina que el padre de la pequeña Dannielynn es el ex fotógrafo de Ann, un chico llamado Larry Birkhead. La pequeña se había mantenido alejada de las cámaras hasta hace poco, que fue vista en la revista Guess, modelando ropa para niñas. Posiblemente quiera seguir los pasos de su madre, en tal caso, esperamos logre aprender de los errores cometidos y no termine en otra trágica historia. 

¿Y cuáles fueron los aciertos y errores cometidos por Anna? Pues bien, ella es el claro ejemplo para todas las chicas que sueñan alto, lo que para muchos podría parecer inalcanzable y hasta risorio, ¡nada es imposible chicas! Los limites los pones solo tú, de ti depende la persistencia para concluir tus sueños. No podemos quitar los méritos de Anna; cometió errores una vez que estuvo en la cima y eso es lo único en lo que falló, pero eso no demerita la absoluta realidad de haberlo logrado a pesar de lo difícil que pudiera haber sido, a pesar de no haber tenido los medios, ella busco crear el camino para que fuera posible, usó de trampolín a un hombre adinerado y fue así como lo consiguió.

El primero de sus aciertos fue haber enamorado a Marshall, ¿crees que si ella no hubiera sido inteligente y astuta, habría conseguido enamorar a este hombre?, ¡por supuesto que no! Muchas chicas cometen el error de dejarse llevar por el físico, y mis queridas niñas, este es un error fatal. Muchos hombres adinerados son mayores de edad, posiblemente no tanto como en esta historia, pero tienen muchísimas otras cualidades que no podrás encontrar en un jovencito de tu edad. Ellos te sabrán cuidar y darte absolutamente todo lo que necesitas, para muestra un botón; Anna a pesar de ser hermosa supo que con él podría serle más fácil llegar a su meta, y aunque mantuvieron la relación de sugar daddy y sugar baby durante varios años, finalmente terminaron casándose. Tú no sabes qué oportunidades podrías abrirte paso para alcanzar los sueños que tienes, si dejas de lado un momento los prejuicios, si aprendes a tomar las oportunidades. Para tu consuelo, la gran mayoría de los sugar daddies tienen algo atractivo que seduce, y son apuestos, hombres maduros, no sé tú, ¡pero personalmente a mí me encantan maduros!

El segundo de sus aciertos fue explotar su belleza y salir en busca de esas oportunidades que le permitirían cumplir su sueño de ser la nueva Marilyn Monroe, recuerda que ella fue quien se postuló para una audición de la revista Playboy, y no al revés. No esperes nunca que las oportunidades toquen a tu puerta cuando menos lo esperes, simplemente, ¡ve por ellas! Si tú no te das a notar, ¿cómo esperas que los demás lo hagan? ¡Brilla sin miedo! Atreverse a dar un paso a la vez es un modo inteligente de actuar, quedarse inmóvil y en una zona de confort sin hace nada por ti misma podría truncar tus sueños.

El primero de sus errores fue haber tardado mucho tiempo para dar el siguiente paso con Marshall, ya que él le había propuesto en repetidas ocasiones contraer matrimonio, pero ella declinaba. Es muy posible que de haberse casado antes, ella habría logrado acceder a la herencia, pues él seguiría vivo para ese momento y ella siendo tan astuta como siempre, muy seguramente lo habría resuelto y lo habría hecho cumplir su promesa se ponerla en el testamento como una de las herederas. Tal vez tardó mucho para decidir, y no la culpo, ella estaba viviendo su sueño, y por ello descuidó un poco este otro aspecto, lamentablemente, “cantó victoria antes de tiempo”. Pero también no supo administrar sus ganancias y gastó excesivamente, razón por la cual se declaró en bancarrota.

El segundo de sus errores fue haber caído en las tramposas redes de las drogas. Es bien sabido que el medio de la farándula está lleno de adicciones, para desgracia de Anna ella no sería la excepción en ser una víctima más de ello. Si bien ella atravesaba una profunda depresión, no debió haber estado sola en ese momento, debió aferrarse a su pequeña hija, esta vez a la mujer astuta y perspicaz el destino le jugo mal. No supo pedir ayuda, y se dejó envolver por todos los líos que estaba atravesando, mal por ella y los seres queridos que dejó sin su presencia.

¿Qué podemos aprender nosotras de todo ello? Bueno, ¡mucho! Sé inteligente en todo momento, ten muy claro lo que quieres de tu vida y cómo lo quieres, haz lo necesario para alcanzar tus sueños; no te permitas caer, aunque las adversidades te rebasen, respira hondo y sigue. Pesca las oportunidades del infinito océano de oportunidades frente a ti. Si quieres ser Sugar Baby, está bien, pero ¡sé la mejor!, hazlo bien por ti y para ti, aléjate de las drogas, sé fuerte, pero si en algún momento lo necesitas, pide ayuda, eso no te hace débil, a veces es necesario que te extiendan la mano para recuperar la altura. Aprende a administrar las ganancias que obtengas de tu SD, ellos nunca son eternos, haz que todo valga la pena, porque tampoco serás joven eternamente, aunque tampoco te claves en ello, solo no lo dejes de lado. Y no olvides, la regla de oro, ¡Disfrútalo al máximo e inteligentemente!

INGRESA EN TU CUENTA CREAR UNA CUENTA NUEVA

 
×
 
×
¿HAS OLVIDADO TUS DATOS?
×

Subir

Ir a la barra de herramientas